fbpx

¡CUIDADO CON LA PRIMAVERA!

¡Por fin primavera! Llega el buen tiempo y paseamos más con nuestros perros, los gatos outdoor pasan más tiempo fuera de casa, pero la primavera conlleva también algunos peligros. Para ahorrarnos un disgusto, es importante poner atención a los peligros de la primavera.

Procesionaria

Se trata de unas orugas que forman unos nidos blancos en los pinos y que se llaman así porque cuando bajan lo hacen en fila, como en procesión. Estas orugas tienen una especie de pelos muy urticantes. Los perros acostumbran a entrar en contacto cuando huelen o muerden las orugas, a pesar de que también pueden entrar en contacto con los pelos urticantes por acción del viento. Los cachorros están más predispuestos a entrar en contacto.

La toxina que contiene esta oruga es muy potente y puede producir lesiones graves en el perro y el gato. Pueden producir inflamación, úlceras, ampollas y necrosis (muerte de parte del tejido) en la lengua, vómitos si llegan a ingerirla, hipersalivación, imposibilidad de cerrar la boca, nerviosismo, incluso dificultades para respirar, convulsiones y muerte.

Si vuestro perro entra en contacto con la procesionaria lavadle abundantemente la boca y acudid inmediatamente a un centro veterinario para que le aplique el tratamiento adecuado, no despreciéis la gravedad del contacto con procesionarias, las consecuencias pueden aparecer al cabo de unas horas y ser graves. Vigilad de no tocar vosotros las orugas, puesto que para las personas también es muy urticante.

 

Pulgas y garrapatas

Las pulgas, garrapatas y otros parásitos externos menos conocidos han pasado semanas hibernando bajo tierra y con la llegada del buen tiempo eclosionan. Especialmente las zonas de hierbas altas y arbustos pueden estar repletas de parásitos que esperan su próximo huésped. Es el momento de sacar la artillería pesada y colocar collares, pipetas y comprimidos desparasitantes a nuestros perros y gatos.

No hay que olvidar también la prevención contra el mosquito responsable del contagio de leishmaniosis.

Os recomiendo que si tenéis dudas consultéis con vuestro veterinario cuál es la pauta más adecuada para vuestro animal.

 

Picaduras

Abejas, avispas, arañas, escorpiones, sapos, alacranes, víboras… En primavera todos los “bichos florecen”. Algunos son venenosos y peligrosos, especialmente para los perros de menor tamaño, ya que en caso de picadura la dosis de tóxico es superior.

Los que no son venenosos, como las abejas y avispas, no son peligrosos, salvo que el animal sea alérgico o la picadura sea en la lengua y al hincharse dificulte el paso del aire.

Especialmente los cachorros y los perros más curiosos pueden tratar de cazar o jugar con estos animales y recibir una picadura.

Aprende cómo actuar ante una picadura de animal venenoso en nuestros cursos:

Actuación en caso de urgencias en perros

Actuación en caso de urgencias en perros.

 

Espigas

Las espigas de los cereales (de cultivo o silvestres) pueden introducirse en los oídos, nariz, boca, vagina, prepucio o clavarse en las patas y provocar fístulas.

Al tener forma de flecha, se van clavando cada vez más, provocando mucha irritación e infección.

Es recomendable revisar las patas tras el paseo y acudir al veterinario en caso que el perro muestre incomodidad como estornudos, sacudidas de cabeza, ojos cerrados o llorosos, etc.

 

Alergias

Las alergias pueden aparecer en cualquier momento del año, pero en primavera hay muchísimos más alérgenos, básicamente polen. Las alergias pueden aparecer en cualquier momento de la vida del animal.

La alergia al polen básicamente se expresa con estornudos, mucosidad, tos, ojos rojos, lagrimeo. En caso de aparecer estos síntomas se recomienda consultar al veterinario para que pueda verificar si se trata de alergia, a qué y cuál es el tratamiento más adecuado.

 

Celo de las gatas

Las gatas son hembras estacionales que entran en celo desde finales de invierno hasta finales de verano. Sin embargo, algunas gatas domésticas pueden perder está estacionalidad y tener celos durante todo el año.

Las gatas con acceso al exterior que no están castradas entrarán en celo y quedarán preñadas. Pero no solo las hembras corren “riesgos”. Durante la época de celo, los machos (no castrados) luchan por las hembras y llegan a herirse gravemente. De manera que aquellos gatos machos con acceso al exterior, se recomienda que estén castrados (también por otros muchos motivos).

 

La primavera es una época del año en que apetece salir, pasear, estar en la calle, ir al parque, hacer excursiones… para que estas salidas sean seguras es necesario tomar una serie de precauciones.

 

0 respuestas en "¡CUIDADO CON LA PRIMAVERA!"

Escribe un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar