fbpx

LOS PELIGROS OCULTOS DEL PIENSO II

Para continuar desmontando los falsos mitos sobre los piensos, vamos a analizar ahora algunos aspectos concretos como: grasa, sal, aditivos, humedad, alta temperatura…

Grasa y sal

La cantidad de grasa y sal que necesitan los animales de compañía depende de muchos factores: especie, edad, castrado o no, etc. Cada situación admite un rango en la cantidad de grasa y sal, dentro de este intervalo, los piensos de menor calidad suelen contener valores más altos de grasa y sal. Lo que los hace a menudo más apetitosos, tal y como ocurre con la “comida basura”. Pero la grasa y la sal son nutrientes necesarios, no son malos en sí mismos, solamente si se encuentran en exceso.

 

Aditivos

Los aditivos han sido en los últimos años motivo de polémica en el uso de la alimentación humana a raíz de asociarlos a problemas como alergias, cáncer…

Para empezar, no todo lo que encontramos en la lista de ingredientes con un “nombre químico” es un aditivo, o un aditivo peligroso. El ejemplo más claro es el cloruro sódico, que es el nombre químico de la sal común.

Hay que tener en cuenta que existen muchos tipos de aditivos. No todos son sospechosos de ser perjudiciales.

Si hablamos de aditivos reales se trata de conservantes, colorantes y saborizantes. Los piensos de mayor calidad suelen contener pocos o ningún aditivo. Además, existen en el mercado piensos libres de aditivos artificiales, es decir de conservantes y colorantes artificiales.

 

Restos de pesticidas

En el mercado podemos encontrar también piensos ecológicos u orgánicos, es decir que utilizan ingredientes procedentes de la ganadería y agricultura ecológicas. Además de estar libres de sustancias químicas artificiales, son respetuosos con el medio ambiente y con el bienestar de los animales de renta.

 

Grado de humedad

En contra del pienso seco se usa el argumento de su baja humedad. El pienso seco tiene como ventajas que es de fácil conservación, favorece la eliminación del sarro y es muy digestible. Es cierto, que en estado silvestre los perros y gatos se alimentarían básicamente de presas, que resultan un alimento con un alto contenido en agua. Sin embargo, en el caso de los perros está “falta de humedad” del pienso se ve contrarrestada por un mayor consumo de agua. En los gatos ocurre lo mismo, aunque es cierto que puede costarles algo más compensar totalmente la falta de humedad con el consumo de agua. Por este motivo, existen una serie de recomendaciones en este sentido para favorecer el consumo de agua en los gatos alimentados por pienso.

Cabe destacar que, si se desea, en la oferta alimentaria de la alimentación para mascotas existe una gran variedad de productos con un alto grado de humedad, pero no existen motivos racionales para descartar el uso del pienso seco por su baja humedad.

 

Cocción a altas temperaturas

En la elaboración del pienso seco se usa un proceso llamado extrusión. Este un proceso de amasado, aplicación de presión y cocción a algo más de 100ºC durante pocos segundos, que tiene como resultado la formación de la “croqueta”. Mediante la extrusión el alimento se hace más digestible, se eliminan posibles microorganismos y el alimento toma una forma de “croqueta” que favorece su conservación, por su bajo contenido en agua.

Los alimentos húmedos suelen someterse a un proceso de esterilización, equivalente al que se usa en los alimentos enlatados para humanos.

Existen estudios en medicina humana que asocian la cocción de los alimentos a altas temperaturas con el riesgo de cáncer o empeoramiento de las enfermedades inflamatorias. Sin embargo, parece ser que estos riesgos se encuentran cuando se cocina a temperaturas superiores a 110ºC. Pensar que lo que es válido para los humanos, lo es para perros y gatos, parece que sería razonable, pero no siempre lo es exactamente y de la misma manera.

Aunque no tenemos estudios concluyentes que desaconsejen el uso de la extrusión para la elaboración de alimentos para perros y gatos, la industria del petfood nos ofrece una alternativa a la extrusión que es el prensado en frío. Un proceso de elaboración de pienso seco similar a la extrusión, pero que no supera los 75ºC, lo que evitaría los supuestos riesgos de la extrusión.

 

Los peligros del exterior

En algunos artículos se advierte de la importación de piensos de terceros países, como China, en que la legislación es más laxa y permite el uso de ingredientes no permitidos en la Unión Europea. Lo cierto es que la mayoría de los piensos que se venden en España se elaboran en la Unión Europea. Es fácil de comprobar, en el envase debe indicar dónde se ha elaborado.

 

Así pues, una vez más insistir en la importancia de elegir un pienso de calidad, que garantice la seguridad y calidad del alimento. Y recordar que el mercado actual ofrece una gran variedad de alimentos para mascotas para que los propietarios puedan elegir según sus convicciones.

0 respuestas en "LOS PELIGROS OCULTOS DEL PIENSO II"

Escribe un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar